Italia

ROMA EN 3 DÍAS (III): EL VATICANO

ret1-

Era nuestro último día. Nuestro avión salía a última hora de la tarde así que, como de costumbre, decidimos madrugar.

Nuestro plan para este día estaba claro: visitar El Vaticano (Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro). Este fue el gran error del viaje, ya que las prisas en este tipo de visitas no son buenas. Os recomendamos que si tenéis intención de ir al Vaticano, dediquéis un día exclusivamente a ello (si al final os sobra tiempo, siempre podéis aprovecharlo para realizar otras visitas que no requieran hacer cola).

ret5-.jpg

 

Reservamos con antelación la visita a los Museos Vaticanos a través de la web oficial. Te cobran una tasa por hacer la reserva anticipada, que junto con el precio de la entrada son 20€ por persona; tenéis opción de coger audio guía (bastante recomendable) por 7€ más por persona.

Teníamos hora a las 9:30 y la verdad es que no tuvimos que esperar mucho, porque la cola de las entradas anticipadas se mueve con bastante rapidez. Una vez dentro comenzamos la visita en el orden establecido.

6ret-

Museos Vaticanos

 

Algunas salas nos motivaron más que otras, por lo que nos detuvimos un poco más. No cabe duda del impresionante patrimonio artístico que tienen.

Sala de los Bustos

Sala de los Bustos

 

ret3-

Fresco

 

ret9-

Bóveda de la Sala de Tapices

 

7ret-

 

8ret-

Escaleras de salida de los Museos Vaticanos. Están inscritos los nombres de todos los Papas.

 

Lo que más mereció la pena fue ver la Capilla Sixtina, pero está tan masificado que fue imposible contemplarla con tranquilidad y mucho menos hacer fotos, ya que no estaba permitido y no te quitaban los ojos de encima.

Tras esto, nuestra intención era entrar en la Basílica de San Pedro y contemplar las vistas, pero fue imposible. Había una cola de más de dos horas e íbamos con el tiempo bastante justo. Os recomendamos que esta visita la hagáis a primera hora de la mañana, puesto que no se puede reservar.

Nos fuimos al hotel a recoger las maletas y de camino a la estación dimos nuestro último paseo por Roma.

Para para comer nos decidimos por un restaurante de cocina tradicional italiana que nos habían recomendado, llamado “Al Viminale” (Piazza del Viminale, 3)  y que está cerca de la estación de Termini. ¡Espectacular el tiramisú! La única pega (por poner alguna) es que no aceptan tarjetas de crédito.

Habiendo reparado el chasco de la Basílica de San Pedro con un buen postre italiano, nos marchamos de Roma con mejor sabor de boca y con muchas ganas de repetir el viaje, no próximamente pero sí en el futuro.

 

INSTAGRAMFACEBOOKTWITTER

Anuncios

ROMA EN 3 DÍAS (II)

El domingo comenzamos temprano nuestro segundo día en Roma. Teníamos prevista la visita al Coliseo, el Foro Romano y el Palatino, y decidimos que lo mejor era madrugar para así tratar de evitar las larguísimas colas que se forman. No obstante, para este tipo de visitas os recomendamos coger con antelación las entradas o bien sacar el Roma Pass. Tendréis que hacer cola igualmente, pero el tiempo de espera no es comparable. Nosotros las sacamos a través de esta web, y el precio completo de la entrada Coliseo-Foro-Palatino fue de 14€ por persona.

En nuestro recorrido nos detuvimos un momentito para contemplar el monumento a Víctor Manuel, primer rey de la Italia unificada, que se encuentra en la espectacular Piazza Venezia.

_MG_2329__

Piazza Venezia

 

Tras esta breve parada, continuamos nuestro camino hacia el Foro Romano, el Palatino y finalmente el Coliseo, que tenemos que decir que nos impresionó muchísimo.

_MG_2335__

Arco de Septimio Severo (Foro Romano)

 

_MG_2342__

Foro Romano

 

_MG_2363__

Estadio (Palatino)

 

_MG_2373

Coliseo.

 

_MG_2380

Interior del Coliseo.

 

_MG_2383__

Arco de Constantino.

 

Un poco antes de la hora de comer ya habíamos terminado la visita, así que nos fuimos dirección al Quirinal.

La primera parada fue la Piazza del Quirinale, donde nos detuvimos unos minutos para contemplar y hacer unas fotos de la zona.

_MG_2461

Fuente y obelisco de la Piazza del Quirinale, con las estatuas romanas de Cástor y Pólux.

 

Tras esto, continuamos caminando hasta la Fontana di Trevi. Es una fuente preciosa, pero el hecho de que haya tantísima gente concentrada en tan pocos metros resulta bastante agobiante. Aún así, mereció la pena.

_MG_2466__

Fontana di Trevi.

 

Como ya íbamos teniendo hambre, decidimos buscar un sitio por la zona con buenas recomendaciones y finalmente optamos por el Pane e Salame, un restaurante estupendo que tenía una terracita estrecha pero muy agradable (aprox. 20€/p).

Nuestra siguiente parada era Piazza di Spagna, con sus majestuosas escaleras que suben hasta la iglesia Trinità dei Monti. Una pena no haber podido sacar ni una foto decente por la gran cantidad de geste que había .

Como hacía un calor horrible, decidimos volver al hotel a descansar un poquito y darnos una ducha antes de la cena, eso sí, haciendo una parada técnica para tomar unos helados en Venchi (para nosotros, una de las mejores heladerías).

Después de nuestro merecidísimo descanso, tras horas y horas pateando Roma, fuimos a dar un paseo tranquilo por Campo di Fiori y tras esto, cruzamos el río para cenar, de nuevo, en Trastevere.

En esta ocasión también nos guiamos por recomendaciones para elegir el sitio donde cenar y fue un poco desastroso. Nos decantamos por el Dar Poeta, porque tenía unas críticas buenísimas y, efectivamente, la comida estaba deliciosa pero el servicio fue nefasto, hasta tal punto que acabamos comiendo pegados a los de la mesa de al lado.

Con el estómago lleno y muertos de sueño, nos fuimos a descansar para coger con ganas nuestro último día en Roma.

 

…Continuará.

 

 

 

 

 

 

ROMA EN 3 DÍAS (I)

En junio de este año, aprovechando un fin de semana largo que coincidía con nuestro aniversario, decidimos hacer un viajecito. Como no eran muchos días y no queríamos pasar la mayor parte del tiempo viajando, nos decidimos por Roma.

Llegamos un sábado por la mañana y lo primero que hicimos fue coger un tren (Leonardo Express) desde el aeropuerto de Fiumicino hasta la estación de Termini, que tarda aproximadamente 40 minutos y cuesta unos 14€ por trayecto.

Una vez allí y viendo que el hotel no estaba demasiado lejos (a unos 25 minutos), optamos por ir paseando e ir viendo un poco la ciudad.

Nos decantamos por un alojamiento a unos 5 minutos andando del Castillo de Sant’Angelo y a unos 10 del Vaticano. El típico piso rehabilitado y convertido en alojamiento turístico, con poquitas habitaciones y muy cuidado (Il Corso Suite).

Tras hacer el check-in, nos pusimos en marcha.

La primera parada fue el Castillo de Sant’Angelo. El precio por entrar fue de unos 10€ por persona y, desde nuestro punto de vista, merece la pena entrar por las fantásticas vistas.

edit 6

-Castillo de Sant’Angelo-

 

edit23

-Vistas desde el Castillo de Sant’Angelo-

 

Después fuimos caminado por la Via dei Coronari, una calle muy agradable, con mucho encanto y muchas tiendas, anticuarios, …

edit36.jpg

 

edit38.jpg

 

Las siguientes paradas de nuestro paseo fueron la iglesia de Santa María de la Pace, Piazza Navona, Panteón de Agripa y Largo di Torre Argentina.

EDIT54

-Piazza Navona-

 

edit81

-Panteón de Agripa-

 

Tras toda la tarde pateando y, ya bastante cansados, decidimos ir a cenar a Trastevere y fue todo un acierto. Buen tiempo, terrazas y ambiente muy agradable,…¡qué más se puede pedir!

Después de la cena, nos dimos una última pateada para ver el Coliseo de noche ¡Maravilloso!

 coledit1.jpg

…Continuará