destinos

BELFAST EN 4 DÍAS (I)

¡Hola viajeros!

Con este post comenzamos nuestro diario de viaje “4 días en Belfast”.

El primer día fue un poco más relajado. Teníamos que viajar de Dublín a Belfast y, tal y como os contábamos en el post de “preparativos e itinerario”, desde el centro de Dublín se tarda algo menos de tres horas.

El bus nos dejó en la estación de autobuses (Glengall St.) y, como nuestro hotel estaba bastante cerca, tardamos apenas 3 minutillos andando.

Tras hacer el check-in decidimos ir a comer para poder aprovechar bien la tarde. Elegimos Maggie Mays, uno de mis sitios favoritos por sus impresionantes batidos. La elección estaba clara, un irish stew para entonar el cuerpo. Es un sitio que está muy bien y es bastante económico (os advertimos: no sirven alcohol de ningún tipo, ni se puede pagar con tarjeta).

Después de comer nos dirigimos al centro para coger un bus que nos llevara al Castillo de Belfast (cualquiera de la línea 1 de Translink Metro os sirve, pero conviene que preguntéis al conductor en qué parada bajar).

El castillo, tal y como lo conocemos ahora, no es el castillo original ni se encuentra en la misma ubicación. Cuando este se quemó, decidieron construir el nuevo castillo en las afueras, concretamente en la ladera de Cave Hill. Terminó de construirse en 1870 y es el que podemos visitar en la actualidad.

El encanto de este castillo lo encontraréis más por fuera que por dentro. Es muy agradable pasear por sus jardines e ir encontrando los diferentes gatos (esculturas, mosaicos,…) que se encuentran escondidos, hasta un total de 9.

175905_10152216311530612_884231779_o

643929_10152216256970612_1896051610_n

Para todos aquellos a los que os guste el senderismo y tengáis tiempo, podéis subir a Cave Hill y disfrutar de unas maravillosas vistas.

Una vez terminada la visita, volvimos al centro y aprovechando que era casi la hora de cenar, optamos por el centro comercial Victoria Square, porque además en su último piso tiene un fantástico mirador, donde se puede disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad.

PA180063_preview_jpeg

Cúpula del C.C. Victoria SQ.

…Continuará

INSTAGRAM FACEBOOKTWITTER

Anuncios

BELFAST EN 4 DÍAS (preparativos e itinerario)

¡Hola viajeros!

En este post vamos a contaros un poquito nuestra organización para el viaje a Belfast para avanzar así lo que os contaremos en próximas entradas.

cityhall

Yo (Paula) tenía que volver a Belfast a hacer unas gestiones que me habían quedado pendientes cuando me marché de allí, así que teníamos la excusa perfecta.

Al contrario que en otras ocasiones, no tuvimos que preparar mucho el viaje y nos resultó bastante sencillo trazar un itinerario completo para los 5 días que íbamos a pasar allí (en realidad cuatro, si no contamos el día de vuelta).

Si queréis viajar a Belfast os recomendamos que, más que guías consultéis blogs y experiencias de otras personas. ¡Podéis escribirnos si queréis!, ¡Os podemos recomendar alojamientos, restaurantes, excursiones,…!

¿Cómo llegar a Belfast?

Belfast tiene varios aeropuertos, pero no hay conexión con la mayoría de aeropuertos españoles, por lo que siempre que he viajado he ido vía Dublín.

Opciones:

  • Desde el aeropuerto de Dublín: podéis coger un bus directamente en la puerta de la terminal. Como os comenté en los post de Dublín, yo siempre viajo con Aircoach porque me resulta muy cómodo. El precio del billete es de 7€ (algo menos si lo cogéis por internet) y en unas 2 horitas estaréis en Belfast.
  • Desde Dublín Centro: podéis coger el bus en O’Connell Street. Este mismo bus es el que va al aeropuerto (ruta 705X), por lo que tarda un poquito más en llegar a Belfast (2h 45 min).

En cualquier caso, el bus os dejará en Belfast en Glengall Street (al lado del Hotel Europa y de la estación de autobuses). Es una zona céntrica, pero si necesitáis taxi siempre hay.

Alojamiento

En esta ocasión elegimos el Hotel Etap por su ubicación. Está situado en una zona céntrica, al lado de uno de mis pubs favoritos, pero hay multitud de opciones que están bien de precio y en zonas bastante céntricas (muy recomendables para no depender del transporte público).

Moneda

Irlanda del Norte pertenece al Reino Unido y por lo tanto la moneda es la libra esterlina (£). Nosotros no cambiamos dinero, es mucho más práctico pagar todo con tarjeta o sacar allí (si vuestro banco no os cobra comisiones).

ITINERARIO PARA 4 DÍAS (se puede ajustar bastante si tenéis más o menos días)

Día 1

  • Dublín-Belfast
  • Llegada al hotel (check-in)
  • Belfast Castle
  • Mirador Victoria Square.

Día 2

  • Belfast Murals
  • Opera House
  • Botanic Gardens
  • Queen’s University
  • City Centre (City Hall, St. Anne’s Cathedral, Alberts Clock Memorial)

Día 3

Excursión de un día a:

  • Castillo de Carrickfergus
  • Carrick-a-rede rope bridge
  • Giant’s Causeway
  • Dark Hedges

Día 4

  • St. George’s Market
  • Titanic Quarter (Museo del Titanic)
  • The ‘Big Fish’
  • Partido de los Belfast Giants (hockey sobre hielo)

Día 5

  • Viaje Belfast-Dublín-Madrid-Salamanca

No os perdáis las próximas entradas para conocer más detalles sobre nuestra aventura en Irlanda del Norte 🙂

INSTAGRAM FACEBOOKTWITTER

QUÉ VER EN DUBLÍN EN DOS DÍAS (II)

 

Nuestro segundo día en Dublín se preveía largo. Nos quedaba por ver la mayor parte de la ciudad, así que nos pusimos en marcha bastante temprano.

A las 11 a.m. habíamos reservado un Free Tour para poder ver el centro de manera más rápida y organizada. Nos gusta siempre aprovechar este tipo de tours (ya sean gratuitos o de pago) para hacer una visita más global y luego poder ir visitando los lugares que nos llamen más la atención con mayor detenimiento. Lo hicimos con la empresa SANDEMANs con la que ya hemos reservado en otras ocasiones y siempre ha sido una experiencia grata y amena (este tour está disponible en inglés y en español).

El tour parte del Ayuntamiento y se visitan lugares como el Castillo de Dublín, la Catedral de la Santísima Trinidad, Temple Bar, la escultura de Molly Malone, el Trinity College,… Entre parada y parada te van explicando el origen de Dublín, su pasado vikingo y también los referentes literarios y musicales que ha dado la ciudad.

 

11-e1512421463608.jpg

Castillo de Dublín

 

2

Castillo de Dublín

 

3

Castillo de Dublín

 

PA210242_preview_jpeg

Catedral de la Santísima Trinidad

 

5

Temple Bar

 

4

Temple Bar

 

6

Wall of Fame/Museo del Rock ‘N’ Roll Irlandés.

 

7

Escultura de Molly Malone

 

La duración aproximada del tour es de 3 horas y acaba en el Trinity College, donde podéis aprovechar para ver el ‘Libro de Kells’.

8

Trinity College

 

Tras esto, nos fuimos a comer y elegimos el Bunsen por recomendación de nuestro guía. ¡IMPRESIONANTE! ¡LAS MEJORES HAMBURGUESAS DE DUBLÍN! Esta en Essex St. East (Temple Bar) y de precio está bastante bien; por unos 10€ por persona tenéis hamburguesa, patatas y refresco.

Después de comer continuamos la visita, caminando hasta la Catedral de San Patricio. Personalmente, la de la Santísima Trinidad es bastante más bonita.

Como teníamos el tiempo un poco limitado porque teníamos reserva para cenar a las 17.30 (¡a estas horas en España estamos merendando!), dimos un paseo por Grafton St., una de las calles más comerciales de la ciudad y aprovechamos para hacer unas compras antes de ir al hotel a cambiarnos.

Cuando estuvimos haciendo búsquedas sobre restaurantes antes del viaje, dimos con el restaurante con Estrella Michelín Chapter One, que casualmente estaba enfrente de nuestro hotel y, como tenían un hueco para uno de los días en los que estábamos allí, no nos lo pensamos dos veces. Al reservar con tan poca antelación, solo estaba disponible el pre-theatre menú (para empezar a cenar entre las 17:30/17:45 y dejar libre la mesa no más tarde de las 19.30). Tienes opción de elegir entre cuatro primeros, cuatro segundos y cuatro postres. Las cantidades están bastante bien, nosotros acabamos llenísimos y nos salió por aproximadamente 50€ por persona.

 

 

IMG_9550

Chapter One

Después de cenar, fuimos a Temple Bar a tomar unas pintas y a escuchar un poco de música en directo, al igual que la noche anterior. Esta vez tampoco nos fuimos muy tarde porque al día siguiente nos esperaba nuestro próximo destino…¡BELFAST!

 

INSTAGRAM FACEBOOKTWITTER

 

 

QUÉ VER EN DUBLÍN EN DOS DÍAS (I)

En septiembre, aprovechando las vacaciones de Fran decidimos hacer un viajecito a Irlanda. Yo ya había estado allí más veces, por lo que resultó bastante sencillo hacer un itinerario básico para los dos días que íbamos a estar en Dublín.

Nuestro avión salió de Madrid a las 10:35. Volábamos con Ryanair y coincidió justo en la época en la que empezaron a cancelar una media de 50 vuelos al día, por lo que hasta el último momento no tuvimos muy claro si podríamos volar o no. Llegamos al aeropuerto de Dublín (T1) a las 12:20.

Para los que no hayáis volado nunca a Dublín y queráis hacerlo, tenéis que saber que es bastante fácil moverse por el aeropuerto. Una vez que salís, justo en la puerta, podréis coger autobuses que os lleven directos al centro.

Yo siempre viajo con Aircoach, porque también viajaba con esta empresa para ir a Belfast y me resulta bastante cómodo, pero tenéis otras opciones. La línea de bus de Aircoach es la 700 y realiza bastantes paradas en el centro de la ciudad. Nosotros bajamos en O’Conell St. porque nos venía mejor para llegar al hotel y tardamos aproximadamente 20 minutos desde el aeropuerto. El precio del billete si lo cogéis en el aeropuerto es de 7€ por persona y trayecto, aunque si lo cogéis online os puede salir algo más barato.

 

leopardstownv2

 

Una vez llegamos al centro, nos fuimos directos al hotel a hacer el check-in. En esta ocasión nos decidimos por The Charles Stewart (Parnell Sq), típica casa convertida en hotel, céntrica, con baño propio en la habitación y bien de precio.

Son bastante estrictos con la hora de entrada, así que como no podíamos entrar hasta las 14.30, dejamos las maletas en consigna y nos fuimos a comer.

Como no teníamos mucho tiempo, apenas unos 45 minutos, entramos en Beshoff en O’Conell St. Es la típica franquicia de fish and chips en la que por 10€ te ponen un plato enorme de pescado con patatas y un refresco.

Cuando terminamos y antes de ir a hacer el check-in, nos acercamos a ver The Spire, la altísima escultura en forma de aguja tan representativa de la ciudad, que se encuentra en la misma calle.

Para este día teníamos planeada la visita a la Guinness Storehouse, así que como teníamos tiempo de sobra y están más o menos por la misma zona de la ciudad, decidimos ir dando un paseo por la orilla del Liffey hasta Phoenix Park. Si no os gusta andar o no tenéis tiempo, os recomendamos que cojáis transporte público hasta allí, pues el paseo es de más de 1 hora.

RIVER

 

Tras un paseo muy agradable por Phoenix Park, estuvimos echando algunas fotos, pero en esta ocasión no tuvimos suerte de ver ciervos. Phoenix Park es enorme, se tarda bastante tiempo en verlo entero, por lo que no es recomendable si vais con prisas o tenéis poco tiempo.

3

Monumento a Wellington en Phoenix Park

 

A las 17.00 teníamos concertada la visita a la Guinness Storehouse. El precio de la entrada depende de la hora a la que vayáis y de la antelación con la que la saquéis, por lo que os recomendamos que lo panifiquéis bien y con tiempo (a nosotros nos costó 20€ por persona). La duración aproximada de la visita es de 2 horas, y durante ese tiempo puedes recorrer varias plantas en las que te enseñan todo el proceso de elaboración de la Guinness, os enseñaran a catarla y también podréis disfrutar de una buena pinta al final del recorrido, bien tirada por vosotros en la Guinness Academy, o bien servida en el bar que hay en el último piso, que es un mirador desde el que podréis ver todo Dublín.

Por supuesto, antes de la salida tienen una tienda enorme con todo tipo de productos. No son más caros que los que venden en el resto de tiendas, por lo que si queréis comprar algo no os quedéis con las ganas.

 

1

Puertas de entrada a la Guinness Storehouse

 

2

Uno de los edificios que Guinness tiene en Dublín

 

Acabada la visita, nos fuimos a tomar una pintas por la zona de Temple Bar y a disfrutar de un poco de música en directo. Es cierto que Temple Bar es quizás una de las zonas más caras para tomar una pinta, pero no puedes ir a Dublín y no disfrutar de ese ambientazo. El pub The Temple Bar es el más representativo y característico del barrio, pero siempre está hasta la bandera, por lo que os recomendamos que probéis algún otro.

 

IMG_9640

Temple Bar durante el día

 

Nosotros estuvimos en The Norseman y nos encantó, la música en directo fue increíble y había muchísimo ambiente. El precio de la pinta en este pub fue 6,50€.

Al día siguiente nos tocaba madrugar, así que no nos fuimos muy tarde al hotel. De camino cogimos algo para cenar y nos fuimos a descansar para estar frescos para el día siguiente.

 

…Continuará

 

INSTAGRAM FACEBOOKTWITTER

ROMA EN 3 DÍAS (III): EL VATICANO

ret1-

Era nuestro último día. Nuestro avión salía a última hora de la tarde así que, como de costumbre, decidimos madrugar.

Nuestro plan para este día estaba claro: visitar El Vaticano (Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro). Este fue el gran error del viaje, ya que las prisas en este tipo de visitas no son buenas. Os recomendamos que si tenéis intención de ir al Vaticano, dediquéis un día exclusivamente a ello (si al final os sobra tiempo, siempre podéis aprovecharlo para realizar otras visitas que no requieran hacer cola).

ret5-.jpg

 

Reservamos con antelación la visita a los Museos Vaticanos a través de la web oficial. Te cobran una tasa por hacer la reserva anticipada, que junto con el precio de la entrada son 20€ por persona; tenéis opción de coger audio guía (bastante recomendable) por 7€ más por persona.

Teníamos hora a las 9:30 y la verdad es que no tuvimos que esperar mucho, porque la cola de las entradas anticipadas se mueve con bastante rapidez. Una vez dentro comenzamos la visita en el orden establecido.

6ret-

Museos Vaticanos

 

Algunas salas nos motivaron más que otras, por lo que nos detuvimos un poco más. No cabe duda del impresionante patrimonio artístico que tienen.

Sala de los Bustos

Sala de los Bustos

 

ret3-

Fresco

 

ret9-

Bóveda de la Sala de Tapices

 

7ret-

 

8ret-

Escaleras de salida de los Museos Vaticanos. Están inscritos los nombres de todos los Papas.

 

Lo que más mereció la pena fue ver la Capilla Sixtina, pero está tan masificado que fue imposible contemplarla con tranquilidad y mucho menos hacer fotos, ya que no estaba permitido y no te quitaban los ojos de encima.

Tras esto, nuestra intención era entrar en la Basílica de San Pedro y contemplar las vistas, pero fue imposible. Había una cola de más de dos horas e íbamos con el tiempo bastante justo. Os recomendamos que esta visita la hagáis a primera hora de la mañana, puesto que no se puede reservar.

Nos fuimos al hotel a recoger las maletas y de camino a la estación dimos nuestro último paseo por Roma.

Para para comer nos decidimos por un restaurante de cocina tradicional italiana que nos habían recomendado, llamado “Al Viminale” (Piazza del Viminale, 3)  y que está cerca de la estación de Termini. ¡Espectacular el tiramisú! La única pega (por poner alguna) es que no aceptan tarjetas de crédito.

Habiendo reparado el chasco de la Basílica de San Pedro con un buen postre italiano, nos marchamos de Roma con mejor sabor de boca y con muchas ganas de repetir el viaje, no próximamente pero sí en el futuro.

 

INSTAGRAMFACEBOOKTWITTER

ROMA EN 3 DÍAS (II)

El domingo comenzamos temprano nuestro segundo día en Roma. Teníamos prevista la visita al Coliseo, el Foro Romano y el Palatino, y decidimos que lo mejor era madrugar para así tratar de evitar las larguísimas colas que se forman. No obstante, para este tipo de visitas os recomendamos coger con antelación las entradas o bien sacar el Roma Pass. Tendréis que hacer cola igualmente, pero el tiempo de espera no es comparable. Nosotros las sacamos a través de esta web, y el precio completo de la entrada Coliseo-Foro-Palatino fue de 14€ por persona.

En nuestro recorrido nos detuvimos un momentito para contemplar el monumento a Víctor Manuel, primer rey de la Italia unificada, que se encuentra en la espectacular Piazza Venezia.

_MG_2329__

Piazza Venezia

 

Tras esta breve parada, continuamos nuestro camino hacia el Foro Romano, el Palatino y finalmente el Coliseo, que tenemos que decir que nos impresionó muchísimo.

_MG_2335__

Arco de Septimio Severo (Foro Romano)

 

_MG_2342__

Foro Romano

 

_MG_2363__

Estadio (Palatino)

 

_MG_2373

Coliseo.

 

_MG_2380

Interior del Coliseo.

 

_MG_2383__

Arco de Constantino.

 

Un poco antes de la hora de comer ya habíamos terminado la visita, así que nos fuimos dirección al Quirinal.

La primera parada fue la Piazza del Quirinale, donde nos detuvimos unos minutos para contemplar y hacer unas fotos de la zona.

_MG_2461

Fuente y obelisco de la Piazza del Quirinale, con las estatuas romanas de Cástor y Pólux.

 

Tras esto, continuamos caminando hasta la Fontana di Trevi. Es una fuente preciosa, pero el hecho de que haya tantísima gente concentrada en tan pocos metros resulta bastante agobiante. Aún así, mereció la pena.

_MG_2466__

Fontana di Trevi.

 

Como ya íbamos teniendo hambre, decidimos buscar un sitio por la zona con buenas recomendaciones y finalmente optamos por el Pane e Salame, un restaurante estupendo que tenía una terracita estrecha pero muy agradable (aprox. 20€/p).

Nuestra siguiente parada era Piazza di Spagna, con sus majestuosas escaleras que suben hasta la iglesia Trinità dei Monti. Una pena no haber podido sacar ni una foto decente por la gran cantidad de geste que había .

Como hacía un calor horrible, decidimos volver al hotel a descansar un poquito y darnos una ducha antes de la cena, eso sí, haciendo una parada técnica para tomar unos helados en Venchi (para nosotros, una de las mejores heladerías).

Después de nuestro merecidísimo descanso, tras horas y horas pateando Roma, fuimos a dar un paseo tranquilo por Campo di Fiori y tras esto, cruzamos el río para cenar, de nuevo, en Trastevere.

En esta ocasión también nos guiamos por recomendaciones para elegir el sitio donde cenar y fue un poco desastroso. Nos decantamos por el Dar Poeta, porque tenía unas críticas buenísimas y, efectivamente, la comida estaba deliciosa pero el servicio fue nefasto, hasta tal punto que acabamos comiendo pegados a los de la mesa de al lado.

Con el estómago lleno y muertos de sueño, nos fuimos a descansar para coger con ganas nuestro último día en Roma.

 

…Continuará.

 

 

 

 

 

 

ROMA EN 3 DÍAS (I)

En junio de este año, aprovechando un fin de semana largo que coincidía con nuestro aniversario, decidimos hacer un viajecito. Como no eran muchos días y no queríamos pasar la mayor parte del tiempo viajando, nos decidimos por Roma.

Llegamos un sábado por la mañana y lo primero que hicimos fue coger un tren (Leonardo Express) desde el aeropuerto de Fiumicino hasta la estación de Termini, que tarda aproximadamente 40 minutos y cuesta unos 14€ por trayecto.

Una vez allí y viendo que el hotel no estaba demasiado lejos (a unos 25 minutos), optamos por ir paseando e ir viendo un poco la ciudad.

Nos decantamos por un alojamiento a unos 5 minutos andando del Castillo de Sant’Angelo y a unos 10 del Vaticano. El típico piso rehabilitado y convertido en alojamiento turístico, con poquitas habitaciones y muy cuidado (Il Corso Suite).

Tras hacer el check-in, nos pusimos en marcha.

La primera parada fue el Castillo de Sant’Angelo. El precio por entrar fue de unos 10€ por persona y, desde nuestro punto de vista, merece la pena entrar por las fantásticas vistas.

edit 6

-Castillo de Sant’Angelo-

 

edit23

-Vistas desde el Castillo de Sant’Angelo-

 

Después fuimos caminado por la Via dei Coronari, una calle muy agradable, con mucho encanto y muchas tiendas, anticuarios, …

edit36.jpg

 

edit38.jpg

 

Las siguientes paradas de nuestro paseo fueron la iglesia de Santa María de la Pace, Piazza Navona, Panteón de Agripa y Largo di Torre Argentina.

EDIT54

-Piazza Navona-

 

edit81

-Panteón de Agripa-

 

Tras toda la tarde pateando y, ya bastante cansados, decidimos ir a cenar a Trastevere y fue todo un acierto. Buen tiempo, terrazas y ambiente muy agradable,…¡qué más se puede pedir!

Después de la cena, nos dimos una última pateada para ver el Coliseo de noche ¡Maravilloso!

 coledit1.jpg

…Continuará